<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12534463\x26blogName\x3dVislumbrando+el+milagro+colombiano\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://vislumbrandoelmilagro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://vislumbrandoelmilagro.blogspot.com/\x26vt\x3d7616609306950537288', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Vislumbrando el milagro colombiano

domingo, abril 09, 2006

Keynes traducido al muladárico

Hay una especie de fatalidad en los seres humanos que los con- diciona a compartir —a raíz de ciertas experiencias—, creencias y actitudes que en otros contextos resultarían inexplicables. En Colombia la rareza endémica es el reparto de la riqueza.
______Uf, ya me aburro: en Colombia hay pobreza a causa del reparto de la riqueza, pues la educación, el gobierno y hasta la prensa tienen como única misión repartir la riqueza. Por eso al que diga que la propiedad es lo que dice el diccionario (1. f. Derecho o facultad de poseer alguien algo y poder disponer de ello dentro de los límites legales) en Colombia lo miran como un loco: «La propiedad es una función social que implica obligaciones».
______En otros lugares se hablaba de «función social de la propiedad», y eso siempre por parte de los comunistas, pero en Colombia ya se va más lejos, la función social no es un atributo de la propiedad, sino su esencia. Si uno compra algo no es que se haya hecho poseedor de eso, sino que «la sociedad» le ha asignado ese papel, y lo ha cargado con las obligaciones.
______Esas obligaciones sobre los propietarios permiten entender cuál es la «sociedad» que demanda siempre atención para «lo social»: no un grupo de rock de otra época que se llamaba así «La Gran Sociedad del Estado», sino la gran rosca de los repartidores de la riqueza, es decir, de los descendientes de los encomenderos, es decir, de los de izquierda, es decir, de los empleados estatales, es decir, de los intelectuales, es decir, de los lectores de Semana, es decir de los que tienen «clase»... Uf.
______Antonio Caballero, uno de los adalides de esas bellas y nobles almas, nos regala esta semana uno de sus sesudos análisis. Guantes y mascarilla bien ajustados, me pongo a comentarlo resistiendo las arcadas.

Crecer y distribuir

Keynes predicaba que hay que distribuir para crecer. Y cuando se aplicaron sus recetas con el New Deal de Roosevelt, se generó la más larga etapa de crecimiento de Estados Unidos en su historia.

______No, no, señor Caballero. Keynes ofreció una solución para la recesión consistente en una fuerte inversión pública. Era la ciencia económica de su tiempo y permitió recuperar la economía, pero hoy en día ningún economista serio, sobre todo en el país de Keynes o en el de Roosevelt andaría predicando la inversión pública como panacea.
______Y ciertamente no se trataba de distribuir, sino de invertir recursos estatales. La mera idea de un debate entre un literato frívolo y el economista más respetado del país sobre temas de economía produce ya bastante risa.
______Pero algún aporte hay que hacer a la campaña electoral de la izquierda, ya que el indecente unísono sobre Uribe y las AUC terminará aburriendo hasta a los más fieles. Bueno, la evocación de Keynes el 9 de abril parece un retorno a su tiempo y también un esfuerzo complementario a la propuesta de abolir la economía de mercado por parte del jurista liberal.
______Uuuuuuuuggggggggggggggggggg. ¡Qué «país»!

______Dice el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla en la entrevista que aquí le hace María Isabel Rueda que en la campaña electoral de 1974 «Gómez decía que el país tenía que crecer para luego distribuir, y López decía que primero había que distribuir. Ambos puntos de vista muy respetables». Le pregunta entonces María Isabel:
______-¿Y quién tenía razón?
______Y responde el Ministro:
______-Álvaro Gómez.
______Pero no explica por qué. Y lo cierto es que no hay manera de saberlo, ni aun si la periodista o el Ministro hubieran aclarado en qué consiste «tener razón» y con respecto a cuáles objetivos. Pues como puntos de vista podrán ser respetables los dos, pero para comparar sus resultados respectivos en la práctica habría que haber ensayado ambas recetas. Y en los treinta y dos años transcurridos desde aquella campaña sólo se ha probado una de las dos: la de Gómez. O, más exactamente, la primera mitad de la receta de Gómez: la parte de «crecer». El propio López fue el primero en aplicarla en cuanto fue elegido presidente, derrotando a Gómez en buena parte porque los votantes, que todavía no le conocían bien las mañas, le creyeron que lo de «distribuir» iba en serio.

______Eso de que el ministro no explica por qué es la típica basura retórica: si explicara por qué, cosa de la que es bien capaz, Caballero no tendría material para su columna. Como mucho se puede cuestionar la calidad de la entrevista. Lo de que la economía colombiana ha crecido es otra mentira horrorosa: si se compara el crecimiento del PIB per cápita colombiano con el de los países que han crecido de verdad, como los del Mediterráneo europeo o los de Extremo Oriente, la relación es grotesca.
______La economía colombiana no crece a las tasas deseables sobre todo por las prácticas de alianza entre el gobierno y ciertos grupos poderosos que disponen de leyes de bolsillo y «frenan el desarrollo de las fuerzas productivas». Lo que se ha hecho no es crecer, sino asegurar las rentas de esos grupos y las de los que desde siempre ordeñan al Estado.
______Lo que esperaban los votantes de la «distribución» es otro de los lugares comunes que maneja Caballero y que tienen eco en sus lectores. Teniendo en cuenta que sólo votaba un tercio del censo, y la mitad o más de los votos eran clientelares, esa inocencia respecto a la distribución es más bien preocupante.
______En Colombia el reparto de la riqueza se debe entender como el reparto del fruto del trabajo ajeno entre los que disponen de los recursos públicos. Eso es lo que se llama «ser de izquierda». Las proclamas utópicas son el colmo de la hipocresía, la forma en que se han repartido entre los de izquierda, una minoría ínfima de la población, las rentas del petróleo y del carbón ya muestran qué piensan hacer con las propiedades de los demás. ¿O es que nadie puede entender que las pensiones a los 45 años que paga el Banco de la República a sus izquierdistas salen de las arcas públicas y constituyen un abuso respecto a recursos que se niegan a los pobres?
______Casi nadie puede entenderlo porque Colombia es ante todo un país poblado por canallas. La dosis de buena conciencia que se toman leyendo a Caballero para seguir con su parasitismo y sus corruptelas produce efectos grotescos cuando se piensa en las pretensiones clasistas de esa gente.

_______(Más tarde él mismo sería a su vez derrotado por Betancur porque los votantes le creyeron a éste que iba en serio lo del "sí se puede". Que tampoco, claro. A los pobres votantes colombianos los han capado muchas veces).
_______Pero vuelvo a lo de crecer y distribuir. De acuerdo con las cifras esgrimidas por todos los gobiernos desde aquel remoto año de 1974, la economía del país no ha dejado de crecer, a un ritmo modesto, sí, pero incesante. ¿Y se ha distribuido algo de los frutos de ese crecimiento? También en eso las cifras, aunque menos publicitadas, son unánimes: no. Han pasado nada menos que treinta y dos años, ocho presidentes, no sé cuántos ministros de Hacienda, incluyendo a Carrasquilla; pero por lo visto no ha sido posible todavía que llegue el nebuloso «luego» que prometía Álvaro Gómez. Todo lo contrario. Lo que hemos visto es que, a pesar del crecimiento constante e ininterrumpido, la distribución es hoy todavía más desequilibrada que en aquel entonces. Así lo registra incluso el Banco Mundial, del cual tal vez no sobra decir que ha dado albergue a casi todos los ministros de Hacienda que en estos treinta y dos años se han sucedido en Colombia, desde el Botero de López hasta el Junguito de Uribe.

______Una sarta de disparates bajo los cuales se pasa como una obviedad el discurso totalitario. ¿Ha habido un crecimiento incesante? ¿Qué pasó en 1999? ¿No han mejorado las condiciones de la gente pobre, la esperanza de vida, la alfabetización, el acceso a los bienes básicos? ¿Qué es lo que «distribuyen» en Corea del Sur, Taiwan o Singapur?
______Pero ¿no ha habido reparto de la riqueza? Es sobre todo lo que ha habido, sólo que apenas ha alcanzado a los lectores de Caballero, que ciertamente no son los pobres sino los que viven de esa distribución.
______Mejor dicho, la gente trabaja cuando no alcanza a integrarse en la masa de rebeldes que leen a Caballero, y a esa gente que trabaja es a la que se le quita lo que tiene para repartirlo entre los doctores.

______¿Cuánto hay que crecer, o durante cuántos decenios consecutivos hay que dedicarse a crecer, para que por fin llegue el momento apropiado para empezar a distribuir? No se lo preguntó María Isabel Rueda al ministro Carrasquilla. Tal vez la inconcreta promesa sea como el astuto letrero que cuelga en las fondas antioqueñas: «Hoy no fío, mañana sí». Pero en fin: el caso es que el tiempo, inexorablemente, va pasando. Gómez ya murió, López ya no es ningún muchacho. Como decía John Maynard Keines hablando del largo plazo en economía:
______-En el largo plazo, todos calvos.

______Si algo valdría la pena imaginarse es lo que pensaría Keynes de tales retóricas: sencillamente la situación de la mayoría de la gente mejora porque hay crecimiento económico y libertad. En Colombia eso no ocurre porque el Estado se dedica a robar a los ciudadanos para mantener a las clientelas de los políticos (es decir, a los lectores de Caballero) y a la gran casta parásita de los doctores o universitarios o comunistas.
______¿Cómo es que en EE UU nadie anda hablando de «distribuir» los recursos ajenos? ¡Han olvidado a Keynes y afortunadamente ha salido un colombiano valeroso que se lo recuerda!

______A juzgar por las fotos, el ministro Carrasquilla tiene todavía una abundante mata de pelo. Pero ¿y en el largo plazo?Aunque no sé si es una impertinencia citarle a Keines a un ministro que cree que Álvaro Gómez «tenía razón» cuando decía que hay que crecer primero para distribuir después. Keines predicaba exactamente lo contrario: que hay que distribuir para crecer. Y cuando se aplicaron sus recetas teóricas en la práctica -con el New Deal de Franklin Roosevelt-, la distribución más equitativa de la riqueza y los ingresos entre los ciudadanos de los Estados Unidos generó la más larga y acelerada etapa de crecimiento económico de ese país en toda su historia.

______¿Qué pensarán los economistas de esta «carreta»? Ciertamente las propuestas de Keynes, que condujeron mal aplicadas, aplicadas cuando no había recesión sino un ciclo largo de crecimiento, al déficit impagable y la conflictividad social que abrieron el camino al neoliberalismo en los ochenta, son conocidas por todos pero sólo recomendadas por los que reciben rentas de sectores políticos demagógicos.
______Porque mientras en Europa tienen graves problemas de desempleo y escasa competitividad debido al estatismo y al despilfarro de recursos comunes, en el muladar no vacilan estos literatos, tan funestos como el virrey del que probablemente provengan, en predicar las fórmulas que aseguran ese fracaso. No es raro que entre los primeros en protestar contra esa retórica «caballeresca» estuviera Salomón Kalmanovitz, el cual sí parece entender de economía.
______Claro que lo mejor es que todos los que aplauden a Caballero son los ricos que saldrían perdiendo si se empezaran a cobrar impuestos para financiar la inversión estatal. Ya no es sólo el modelo ideológico decadente, sino la hipocresía más hedionda por parte de gente cuya única aspiración es vivir a costa del trabajo ajeno. Perdón, hay dos términos mal usados: «Aspiración» es más bien «pretensión»; «vivir» es en realidad «seguir viviendo».
______¿Qué se va a hacer si el candidato presidencial apoyado por las clases altas propone abolir la economía de mercado y recibe el aplauso de un ex ministro de economía del Partido Conservador?

4 Comments:

  • Señor Ruiz.

    Quisiera que se diera una pasada por mi blog.

    Se dará cuenta que hay más personas que piensan lo mismo que usted, desde un punto de vista universitario.

    Gracias

    Progresista.

    By Blogger Progresista, at 7:20 p.m.  

  • Hola, yo no estoy en economia o algo por el estilo, estoy estudiando ingenieria en sistemas y mi maestro de cultura empresarial me pidio investigar el modelo matematico de keynes, pero no lo encuentro, solo me gustaria que me confirmaran si es este:

    pib = c + g + fbk + x - m

    De antemano agradezco su interes por contestarme esta pregunta que a lo mejor es un poco boba, sin embargo ya se me cierran los ojos de estar tanto tiempo en el monitor buscando sin ningun resultado.

    By Anonymous Requiem, at 8:00 p.m.  

  • comrade dextrous hat this gratis [url=http://www.casinoapart.com]casino[/url] hand-out at the dedicated [url=http://www.casinoapart.com]online casino[/url] signal with 10's of delusive [url=http://www.casinoapart.com]online casinos[/url]. bestow oneself [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-roulette.html]roulette[/url], [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-slots.html]slots[/url] and [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-baccarat.html]baccarat[/url] at this [url=http://www.casinoapart.com/articles/no-deposit-casinos.html]no whip up a weigh casino[/url] , www.casinoapart.com
    the finest [url=http://de.casinoapart.com]casino[/url] to UK, german and all on apex of the world. so in behalf of the choicest [url=http://es.casinoapart.com]casino en linea[/url] handicap us now.

    By Anonymous Anónimo, at 2:28 a.m.  

  • República Bolivariana de Venezuela Maracaibo estado Zulia 09/05/2010
    COMANDANTE. HUGO CHAVEZ FRIAS. PRESIDENTE R.B.D. VENEZUELA
    Sr, CILIA FLORES. DIPUTADA Y PRESIDENTA DE LA A. NACIONAL
    Dra. LUISA ESTELA DE MORALES. PRESIDENTA DEL T.S.D JUSTICIA
    Por medio del presente me dirijo a usted, para pedirle su atención y en responderme como todo un buen funcionario, y lo indica nuestra constitución, en el articulo 51 y se que ustedes, va a cumplir con darme las repuestas, inmediatas a la ayuda que le estoy pidiendo, DE SALVAR MI CASA DEL BANCO MERCANTIR RESPETO LA SENTENCIA DE LOS CREDITOS INDEXADO, no les estoy pidiendo dinero sino que se haga justicia,
    Quisiera que Fuera oportuna sus respuestas y ayuda porque el dia 09/03/2010 se presento a mi hogar, el tribunal y me ejecuto mi casa dejando sin hogar a una familia de tres hijos, anexo copias de ejecución de hipoteca, teniendo solamente un mes para conseguir el dinero para recuperarla, y como yo se que ustedes me van a contestar inmediatamente, no voy a tener que salir a efectuar un atraco a un banco o secuestrar a alguien o perpetrar un robo, porque si usted no me ayuda, sé que es la única forma que tengo sin su ayuda de salvar mi casa, de todas manera si me toca hacerlo, se darán de cuenta, porque cuando salga en los diario atrapado o muerto como delincuente ciudadano por delinquir para salvar su casa del banco mercantil, es gracia a la ayuda que no recibimos de ustedes, nosotros los venezolanos, todo esto pasa a la supuesta complicidad que tiene el juez Adán vivas santaella, con el abogado Jesús zarcos hijo quien se jacta de decir que él tiene ese tribunal comprado, para que todos los juicios de ejecución de hipotecas del banco mercantil le lleguen a ese juez y le sean sentenciado a su favor, lo cual parece cierto porque en ese tribunal manda es ese abogado si no investiguen cuantos juicios de ejecución de hipotecas del banco mercantil lleva ese juez con ese abogado, y se darán cuenta que es cierto, y asi están violando todos los derechos constitucionales que tenga el propietario del inmueble, porque el mismo le es rematado supuestamente con una comisión externa que el comprador de dicho inmueble paga por que se lo adjudiquen, y sea comprado a un bajo precio, como está pasando conmigo con el expediente número 54.549 del juzgado segundo de primera instancia en lo civil y mercantil de la circuncisión judicial del estado Zulia, donde se demuestra que el juez ha violado todos mis derechos de la defensa del caso dándole, el fallo a favor del banco mercantil y a dicho abogado para perjudicarme, mi inmueble ya el abogado lo tiene supuestamente negociado con un vecino mío que es familiar del juez Fernando Atencio, para que lo compre en remate por 100 mil bf, y a él le pagan supuestamente al abogado para repartir con el juez la comisión de otros cien mil mas, quedándose este con una vivienda de un aproximado de 500 mil bf por 200 mil bf, Como lo están haciendo con todos los venezolanos que tienen créditos en ese banco dejándolos sin vivienda esta situación debe ser investigada, y ya por el simple hecho que este juez tiene todos los casos del banco mercantil que lleva este abogado sentenciando siempre a su favor debe ser retirado de su investidura de juez, y castigado con todo el peso de la ley por el daño causado al pueblo venezolano les anexo copia del expedientes con todas las violaciones a la defensa del caso por este juez, señor presidente ojo pelaos que estos imperialistas no lo están respetando a usted, en combinación con este juez, y están dejando a muchos venezolanos sin sus casa ejecutando las hipotecas, sin derecho a defensa, obviando la sentencia del tribunal supremo de justicia sobre los créditos indexados, y dicho Atentamente,
    Álvaro Gómez Rueda ci. 9752193 tlf. 04126541000 04143606041

    By Anonymous alvaeo gomez rueda, at 6:10 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home