<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12534463\x26blogName\x3dVislumbrando+el+milagro+colombiano\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://vislumbrandoelmilagro.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://vislumbrandoelmilagro.blogspot.com/\x26vt\x3d7616609306950537288', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Vislumbrando el milagro colombiano

jueves, junio 08, 2006

Necesidad de los pobres y de su sacrificio

Voy a copiar una respuesta a un post anterior sobre el TLC, como nadie lee esa discusión y a mí en este momento me gusta lo que escribí ahí, lo aprovecho para un nuevo post:

_______Los TLC en si no son malos. Siempre que la relacion entre las economias sea simetrica. Ej, USA con Canada. Si las economias son asimetricas hay que tener cuidado. Los que pueden crecer son los sectores que no compiten con el del pais de mas peso, por ej agricolas de contra temporada o inexistentes. Otro punto son los subsidios. Con o sin TLC es imposible competir.
_______La gran duda del resultado de los TLC sion que sectores sociales crecen economicamente y donde queda la riqueza que generan las exportaciones porque mucha se repatria a los paises de origen de las casas matrices de las inversoras foraneas.

_______Los TLC son buenos porque el comercio es bueno. El hombre comercia y prospera y no mata al otro porque no tiene necesidad y trata de vivir en paz con el otro. El cuento de la desigualdad social es una falacia de las que matan gente: ¿usted ha tenido menos oportunidades que yo? ¿Usted es más pobre que yo? ¿Usted madruga a hacer algo para remediar la pobreza de los pobres?

Economías asimétricas

_______Y como el comercio es bueno per se, no hace falta que haya simetría, el potentado necesita el pan que hace el panadero y ahí no hay ninguna simetría. Ningún panadero se negaría a venderle al potentado y ningún potentado se negaría a comprarle pan a alguien que no fuera de su rango. Yendo más lejos, esa idiotez lo deja a uno pensando: ¡cuánta bondad hay en el pueblo alemán, que no quiere integrar a Turquía en su sistema de libre comercio para no perjudicar a esos pobres con su economía asimétrica! Claro que a los lituanos sí les permitían porque aunque fuera muy asimétrica la economía, los iban a ayudar.

Sectores que pueden crecer

_______Los que pueden crecer no son los productos raros sino las simples frutas tropicales, que cada vez entran más en la gastronomía del Primer Mundo. Pero al mismo tiempo miles de actividades nuevas, surgidas de la necesidad estadounidense de contar con mano de obra barata. Ya sé que usted antepone la dignidad de la patria, pero para la mayoría de las personas que quiero, y también para la mayoría de los colombianos lo que hace falta es un empleo. Ya se pondrán las pilas cuando aprendan a hacer bien las cosas, lo que pasa es que sin oportunidades no habría nada.

Ventajas de los subsidios

_______Los subsidios no excluyen a nadie de exportar zapotes, que puede ser la fruta elegante en ciertos ambientes californianos. Ahora bien, si la ventaja de los subsidios para los productores estadounidenses respecto de los colombianos se traduce en que a los pobres colombianos les resulta mucho más barato comer, bienvenidos sean los subsidios. Hay muchas vidas desperdiciadas en la miseria, ¿por qué no darles una oportunidad? Cuando crezca el empleo el hombre que "bolea" ladrillos puede ganar tanto como el profesor de la universidad, sin que haya ninguna amenaza para el poder o el prestigio de este último. Por el contrario, el peón que se gana el mismo sueldo del profesor prepara a su hijo para que sea profesor. El camino para ese milagro es la creación de empleo, y la experiencia de muchos países lo demuestra. No porque el peón gane mucho más por el mismo trabajo, sino porque se ha convertido en un albañil, y como eso es muy pesado hace un curso de mecánico y ganará menos pero tendrá un buen trabajo si hay trabajo.

¿Cómo es el Primer Mundo?

_______Pero ¿qué digo? El obrero puede ganar mucho más de lo que gana ahora el profesor de universidad y al profesor de universidad estará encantado porque habrá subido la renta de todos. Todo es cuestión de optar: ¿queremos tener un país rico o queremos buscar la guerra civil para hacer un país pobre pero "nuestro"? Un país para todos los colombianos es uno en el que los pobres encuentren un trabajo. Es lo que busca la mayoría. La izquierda sólo es la resistencia de gente que no pinta nada en la Colombia del siglo XXI, de María Eugenia Rojas y Gustavo Petro, de los economistas a sueldo del Grupo Santodomingo y de los aliados de Serpa.

Las rentas fugitivas

_______Su última frase me deja ver que usted no entiende nada de economía. Si viene una empresa e invierte diez millones de dólares y los recupera en un año en ventas y en sueldos sólo se le van diez mil dólares, ésa es la mejor noticia para Colombia. Porque esa empresa maravillosa ha pagado impuestos y sueldos en Colombia y ha demostrado a todos los inversores que se puede confiar en Colombia. Es que para el asalariado y para el gobierno, lo que cuenta no es la justicia del trato, sino la cantidad de plata que reciben gracias a esa inversión. Cuanto más productiva la inversión, más inversión; cuanta más inversión, más oportunidades; cuantas más oportunidades, más bienestar y felicidad, más aspirantes a emular a Mozart y más matemáticos que llegarán a doctores en las mejores universidades del extranjero.

El capital propio

_______¿Dónde está el dominio? Donde esté el capital, no donde se tenga oprimida a la gente para que no entre en ese juego. Y es lo mismo, si la inversión en Colombia es un negocio maravilloso, pronto el vendedor avispado de pizzas tendrá a quién vendérselas. Así se forma el capital propio, permitiendo surgir a una clase media. Es lo que pasó en España, lo que pasó en Chile, lo que incluso ha pasado en Perú.

Enemigos de la propiedad

_______Perdone que me indigne de tener que explicar eso. Es que hay gente que no está pensando en tener propiedades sino en tener prebendas, a esa gente le da igual que los pobres tengan trabajo. Para esta gente es mejor que no tengan, así les resultan más útiles para mandarlos a matarse y así hacer carrera política.

16 Comments:

  • Un tratado de "libre comercio" donde los gringos mantienen el proteccionismo a su agro a punta de subsidios. Un tratado de libre comercio donde el azucar colombiana tendrá arancel en Estados Unidos. Un tratado de libre comercio con reglas fitosanitarias asimetricas. Si claro, y Jaime Ruiz es un ser coherente.

    Pero lo que me deja este post:

    "We are the neoliberals, lower your shields and power down your weapons. We will add your economy and your resources to our own. Resistence is futile. You will be assimilated"

    Ojala que al menos den Viaje a las Estrellas gracias al TLC...

    By Blogger Sergio Méndez, at 1:20 p.m.  

  • Perdón, perdón, pero la poca objetividad y la torpeza escrita por el autor del articulo me da una piquiña.....cuentenos maestro; ¿ cuanto deja de percibir la DIAN por concepto de arancel? ¿Cual es la verdadera amenaza del TLC para el renglón avicultor en Colombia?.
    Definitivamente éstos furibistas están muy mal informados.

    By Anonymous Anónimo, at 2:59 p.m.  

  • Sergio, como ya le he dicho, usted es cómico, un buen ejemplo de lo que hacen las madrasas colombianas. ¿Es buen negocio para Colombia exportar sin aranceles casi todo lo que produce? Le haría falta a usted demostrar que a causa de los subsidios el TLC será ruinoso para Colombia, cosa que ciertamente no ocurre con México y ni siquiera el demagogo López Obrador piensa en denunciarlo. Lo de las reglas fitosanitarias asimétricas también es divertido: ¿hay exigencias para los productos colombianos que no tengan los productos gringos?

    La perversión neoliberal es tan grande que la renta de Corea del Sur era hace cincuenta años muy inferior a la colombiana y hoy es diez veces superior, lo mismo que la de Taiwan y dentro de poco de toda Asia. ¡Han arruinado a los pobres chinos con sus capitales perversos que llegan a llevarse sus rentas!

    Dios mío.

    By Blogger Jaime Ruiz, at 5:11 p.m.  

  • El anónimo de la 1:59 PM

    Eso de la DIAN sí que es chistoso. Por ejemplo los panaderos pagan el triple por la harina a causa de los aranceles. Cuando se joda la DIAN pagarán un tercio y el pan será mucho más barato para los pobres. Es que hay un bando de la DIAN, de donde sale la plata de la burocracia, de los parásitos, de los asesinos de la Nacional y los huelguistas profesionales de Asonal Judicial, y hay otro de las víctimas, que quieren comer.

    Y lo mismo pasa con el régimen avicultor: ¿cuál es el problema de que los pobres coman pollo, aunque sea la rabadilla? Los ricos seguirán comiendo pechuga, y en realidad con más posibilidades porque aumentarán las rentas de todos.

    A nosotros nos preocupa el sector humano, que necesita superar la mala alimentación, conseguir comida barata. A otros les interesa el negocio de los dueños de las empresas avícolas y de la DIAN. Es tan sencillo y claro todo.

    By Blogger Jaime Ruiz, at 5:15 p.m.  

  • Ay Jaimito, deje de decir tantas idioteces, que no se necesita saber que un agro arruinada de un país subdesarrollado no puede competir contra una de las dos agriculturas mas subsidiadas del planeta. Igual, el punto no es que nos van a quebrar, sino algo muy distinto, que es FUNDAMENTALMENTE INJUSTO y que es una mentira llamar un tratado de esos "libre comercio" con el mega Estado gringo distorcionando el mercado con sus subsidios.

    En cuanto a sus ejemplos de los "tigres asiaticos" vaya y lea la cantidad de plata que invirtió el Estado para fomentar la industria y en infraestructura antes de aplicar las reformas economicas "liberales". Despues hablamos. Ah, y averigue QUIEN se ha enriquecido con el Alca en México...no precisamente el pueblo, sino los grandes industriales y exportadores. Igual que va a pasar aca.

    By Blogger Sergio Méndez, at 11:55 p.m.  

  • El que escribe este blog es estúpido,yo estoy creyendo que vive en otro país, no en Colombia...
    vuelve a Colombia señor creador de este Blog...

    By Blogger Merks, at 1:00 a.m.  

  • Los ejemplos de Corea del sur y Taiwan son buenos. En general las economias del sureste asiatico no se habrian podido desarrollar de no ser por una inversion en infraestructura y, sobre todo, en educacion, gastando mas plata publica de la que recomendaba el FMI.

    Nosotros, en cambio, si seguimos las recomendaciones al pie de la letra. Ahi estan los resultados para comparar.

    By Anonymous galactus, at 5:55 a.m.  

  • Sergio Méndez:

    Nadie va a competir con EE UU en vender trigo allá porque de todos modos sin TLC tampoco se puede debido a los subsidios. Tal vez usted les exigiría que acabaran con los subsidios para negociar con ellos, como si tuvieran tanta necesidad de comerciar con Colombia. Pero la cosa cierta es que aumentarán los puestos de trabajo con TLC y sin él no. Claro que también ganarán los inversores, que es como las cosas funcionan, pero si en México no estuvieran en conjunto mucho mejor que en 1994 ya habrían denunciado el tratado.

    Lo triste es la obstinación suya en destruir la imagen de su universidad. Creo que se está echando enemigos uniandinos que pueden ser peligrosos. Si yo tuviera plata para poner un negocio, de entrada descartaría a cualquiera que haya pasado por ahí.

    By Blogger Jaime Ruiz, at 10:49 a.m.  

  • Merks:

    Muy interesante su visión: la estupidez consiste en estar fuera de las fronteras colombianas. De verdad que es genial. Es un argumento incontrovertible. Sobre todo para hablar de comercio internacional. Es que uno no sabe quién va a leer. Mala suerte, porque llega un entendido como usted y lo deja en evidencia a uno con cuatro palabras bien dichas.

    Gracias por su orientación.

    By Blogger Jaime Ruiz, at 10:51 a.m.  

  • Galactus:

    Sí, eso es lo que se espera de este segundo mandato de Uribe, que dé el salto en materia de infraestructuras, que al menos empiece a construir un gran puerto en el Pacífico y mejore las vías que llevan a esa costa, entre otras muchas cosas.

    También la educación, se han creado muchos cientos de miles de cupos, se ha aumentado la inversión y se han reducido las tradicionales huelgas de maestros, que duraban un tercio del periodo lectivo. Falta mucho más, ciertamente: arrancarle las escuelas al hampa de Fecode, privatizar la Nacional, crear un examen de Estado para todas las carreras... Mientras alguien como Sergio Méndez se gradúe en Filosofía o en Historia la educación es una terrible farsa.

    Entre las muchas medidas educativas que yo haría están suprimir los impuestos a todas las entidades privadas educativas que cumplan los requisitos, regalar el libro de lectura de la primaria (por ejemplo uno para los tres primeros años y otro para cuarto y quinto) a todos los niños... Miles de cosas. El problema no es seguir o no seguir al FMI, sino buscar en serio el desarrollo.

    By Blogger Jaime Ruiz, at 10:57 a.m.  

  • ¿Pero es que no saben acerca de todos los proyectos de infraestructura en aeropuertos, puertos, carreteras y refinerías que se están haciendo?

    By Blogger DieGoth, at 12:21 p.m.  

  • Galactus:

    Creo que perder el tiempo en este blog es un pasatiempo divertido, pero aún así injustificable.

    Fijese las bobadas de Jaime Ruiz que todavía no puede aceptar el hecho de que Colombia es el país que menos invierte en educación hoy por hoy en la región y se quiere consolar con los pajazos mentales que ofrecen desde la casa de nariño como propaganda....

    By Blogger Sergio Méndez, at 1:00 p.m.  

  • Sergio, al fin dijo algo que me produjera alguna envidia. "Perder el tiempo" es un lujo para mí. ¿Cómo hace?

    Ah, sí, dar clases en una universidad tiene sus ventajas...

    By Blogger DieGoth, at 1:23 a.m.  

  • Ay Ruiz deje de ser tan pelmazo. Si, nadie va a competir con los gringos en su mercado interno, se trata de que al menos ellos no destruyan nuestra propia producción para consumo interno ¡Que verraquera con ud, tener que explicarle hasta lo más obvio, parece un niño chiquito!

    By Blogger Sergio Méndez, at 2:00 p.m.  

  • Claro, el pelmazo es el que tiene paciencia de aguantarse a un imbécil escribiendo madrazos en su página sin borrar los comentarios, mientras que el que escribe idioteces es un gran filósofo e historiador. "Nuestra" propia producción quiere decir que la gente pobre le paga a "nuestros" terratenientes el triple de lo que valen las cosas por "nuestro" interés.

    Hay ciertamente un pronombre confundido ahí. "Nuestra" gente son los colombianos que necesitan alimentarse gastando menos para poder vivir. El pronombre ahí corresponde a la gente de bien. El "nuestra" del pelmazo Sergio Méndez corresponde a los terratenientes parasitario que necesitan tener a los esclavos forzados a comprarles por el triple del precio.

    No es raro que terminen secuestrando niños, a la bajeza suman la idiotez.

    By Blogger Jaime Ruiz, at 2:22 p.m.  

  • Mary Anastasia O'Grady . Editora de Wall Street Journal para América Latina


    Para blindar la democracia colombiana, el segundo período de Uribe tendrá que avanzar más allá del éxito logrado en el repliegue de las fuerzas de la guerrilla alrededor del país y en la estabilización de la economía durante su primer mandato".

    Los amantes de la libertad en todo el hemisferio occidental están celebrando la victoria del presidente colombiano Alvaro Uribe el domingo pasado para un segundo período. Los colombianos le dieron a su presidente más del 62 por ciento de la votación. Su más cercano competidor, el candidato de la izquierda recalcitrante Carlos Gaviria, cuya plataforma se asemejaba a la ideología del presidente venezolano Hugo Chávez, obtuvo tan sólo el 22 por ciento.


    Los partidos uribistas también lograron las mayorías en el Congreso. El triunfo de Uribe no es únicamente un endoso a la opinión predominante en el mundo en favor de la seguridad, el imperio de la ley y la inserción global para Colombia. También es evidencia de un rechazo contra el aislamiento económico y la hostilidad hacia la propiedad privada pregonada por Carlos Gaviria y su vecino Hugo Chávez. Como tal, arroja luces de esperanza sobre la región andina, que ha estado tendiendo últimamente hacia el populismo autoritario de izquierda.


    Ahora viene lo duro. Para blindar la democracia colombiana, el segundo período de Uribe tendrá que avanzar más allá del éxito logrado en el repliegue de las fuerzas de la guerrilla alrededor del país y en la estabilización de la economía durante su primer mandato.


    El éxito de su segundo período exigirá la misma audacia en materia de reformas económicas para que Colombia pueda atraer más capital, insertar la actividad económica informal a la legalidad, empezar a acrecentar su potencial y proveer movilidad económica.


    El régimen tributario corporativo de Colombia puede ser el error individual más pernicioso en cuanto a políticas se refiere. También es fácilmente corregible mediante la introducción de una tasa corporativa única baja, una idea que se está propagando rápidamente en Europa oriental y que ha demostrado estimular el crecimiento y reducir la corrupción. Si Uribe la acogiese, se anotaría una temprana victoria reformista que produciría enormes réditos. El no aprovechar el momento significará perder una oportunidad poco probable de repetirse. Si no, pregúntenle al presidente mexicano Vicente Fox qué ocurre cuando no se gasta el capital político.


    Una baja tasa de impuestos corporativos va en contravía de la obsoleta y debilitada tesis, según la cual los altos impuestos a los empresarios contribuyen al logro de una sociedad justa, así este modelo haya dejado a América Latina sumida en la pobreza. Pero lidiar el ‘toro’ de la sabiduría popular ha sido uno de los rasgos característicos de Uribe. Cuando se lanzó como candidato para las elecciones del 2002, Colombia estaba asolada por el terror a la guerrilla mientras los terroristas disfrutaban de un refugio selvático seguro del tamaño de Suiza, cortesía del Gobierno como un ramo de olivo en pos de la paz. El estatus quo favorecía esta concesión a pesar de que los rebeldes continuaban haciendo la guerra, usando el área para almacenar armamento, ocultar rehenes y organizar asaltos contra la población civil. ‘Expertos’ en Washington y Colombia recomendaban este ‘proceso de paz’ perpetuo, mientras la carnicería humana causada por la guerrilla crecía semana tras semana.


    Uribe veía las cosas de una manera diferente, y así lo dijo: el apaciguamiento de los terroristas empeora las cosas. Esa observación lo eligió y cuando se posesionó le puso fin a la política del refugio seguro, fortaleció el aparato militar y le hizo saber a la insurgencia que el pueblo colombiano se iba a defender. Cuatro años después, Colombia no sólo ha retomado el territorio perdido sino que ha recuperado la confianza.


    Ahora el presidente Uribe tiene la oportunidad de hacer con la economía lo mismo que hizo con la seguridad: hacerle frente a la sabiduría popular y forjar un nuevo curso. Su equipo económico ya ha logrado algunas reformas microeconómicas y Colombia fue designada como uno de los entornos de negocios con los mayores avances por el Banco Mundial, hace dos años. Esa mayor seguridad ha sido recompensada con inversiones crecientes. Sin embargo, aún persiste una economía informal masiva, que frena los avances en productividad necesarios para el desarrollo.


    Con el crecimiento del PIB registrando todavía niveles por debajo del 5 por ciento anual, hay muchísimo más por hacer para reducir el costo de cumplir la ley, para que así los emprendedores puedan asumir los costos de salir de las sombras de la informalidad.


    Según el informe anual "Doing Business / Haciendo Negocios" del Banco Mundial, el esperpento económico es la política tributaria, que ubica a Colombia en el fondo del lote (148 entre 155 países) en la categoría de "pago de impuestos". Según el informe, el cumplimiento integral para una mediana empresa supone una carga administrativa de 432 horas y 54 pagos al año. La encuesta concluye que el "total de impuestos a pagar" supera el 75 por ciento de las utilidades brutas.


    Eso no es tan deplorable como la política tributaria de Brasil o de Bolivia, pero está a años luz de Estonia, donde el cumplimiento implica 11 pagos al año que demandan 104 horas y cuestan menos del 40 por ciento de las utilidades brutas; o de Irlanda, donde hay ocho pagos anuales que se toman 76 horas a un costo ligeramente por encima del 45 por ciento de las utilidades brutas. ¿Cómo se pueden explicar los menores costos en Irlanda y Estonia?


    Fácil: ambos tienen tasas tributarias corporativas bajas y únicas. La de Irlanda es del 12,5 por ciento; la de Estonia es cero sobre las utilidades retenidas. Compare esto con la tasa del 35 por ciento de Colombia y su revoltijo de atajos y escapatorias legales. La simplificación significa menos dolores de cabeza para presentar las declaraciones de impuestos y menos corrupción. Los recaudos de impuestos se han disparado en los países con tasa única a medida que las empresas invierten más y cumplen con mayor facilidad. El efecto económico es más empleo y mayor financiación para infraestructura y programas sociales para atender a los verdaderamente necesitados.


    Irlanda, que durante más de un siglo vivió una de las más trágicas historias de emigración en el mundo, ahora está experimentando una inmigración neta y es un país con más riqueza que el Reino Unido. Estonia tiene uno de los entornos de negocios más competitivos de Europa, y durante 2001- 2004 su crecimiento promedio per cápita fue del 6,7 por ciento.


    Por supuesto, todo intento de adopción de dicha política tributaria de libre mercado enfrentará muchas opiniones argumentando el por qué no puede funcionar. Uribe se podría preparar para esto oyendo al ex primer ministro de Estonia Mart Laar, quien ganó el Premio Milton Friedman del Instituto Cato en abril por su papel en el desmonte de las trabas reglamentarias y tributarias en su país, convirtiéndolo en una de las economías ‘superestrella’ a nivel mundial.


    El humilde estonio cuenta muchas historias de terror acerca de la vida bajo el dominio soviético. Pero también anota que con la llegada de los reformadores al poder, la libertad económica enfrentó un enemigo diferente. "Los expertos occidentales", dice, a menudo le recomendaban a su equipo económico no impulsar una liberalización rápida y profunda.


    Es muy posible que Uribe también esté enfrentando este tipo de detractores. El Departamento de Estado es famoso por sus burócratas ‘matones’ que abogan por escalas tributarias geométricamente incrementales. Pero el señor Laar tiene la autoridad moral y su consejo es muy claro: Hágalo, hágalo rápido, y no permita que los ‘expertos’ lo convenzan de lo contrario.


    La batalla por la seguridad seguirá su curso, pero como lo manifestó el economista colombiano Mauricio Cárdenas recientemente: "Es un error pensar que se debe solucionar el conflicto primero para que la economía crezca. Necesitamos crecimiento económico para resolver el conflicto". Para lograr esa meta puede no haber una política individual más poderosa que el impuesto corporativo de tasa única.

    By Anonymous Anónimo, at 6:11 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home